La historia del Callejón del Duende

Hoy nos paramos en un rincón del barrio con más historia de Cádiz: el Barrio del Pópulo. Y lo hacemos delante de una callejuela que cuenta además de con la historia del propio barrio con una leyenda de ésas que tanto nos gustan en LA AZOTEA. Hoy les hablamos de EL CALLEJÓN DEL DUENDE.

callejondelduende1

Para empezar lo del Callejón del Duende se debe al duende que podemos ver en su interior y al que por cierto, según cuenta la tradición hay que guiñarle un ojo para que te dé suerte.

Observar el callejón ya es de por sí alucinar con su máxima estrechez. Lo del duende dicen que se debe al trapicheo y contrabando que llevaba a cabo en él un pirata al que apodaban con el sobreo nombre de «El Duende». Pero si encima sus paredes guardan una historia de esas que ponen los vellos de punta, entonces el lugar gana más si cabe.

Sitúense en pleno siglo XIX, la Guerra de la Independencia tiene lugar. Y en ella un capitán del ejército francés se fija en una gaditana – no es difícil – que con su gracia y desparpajo lo enamora profundamente y juntos viven un tórrido romance justamente en el Callejón al que hacemos referencia. Pero ella está comprometida con otro joven. Por lo que el amor entre los dos está condenado a ser imposible y secreto.

Una noche y en plena pasión, la pareja es sorprendida por los vecinos que no dan crédito: una chica comprometida anda con un hombre que no es su novio. Así que haciendo gala de una mentalidad retrógrada pero la habitual en aquella época por otra parte, no dudan en condenarlos a muerte.

hotel-patagonia-sur-cadiz-callejon-del-duende-1

Por eso cuenta la leyenda que incluso dos siglos más tarde, el callejón que fue testigo de las caricias y el amor que la pareja se profesaba sigue hoy plasmando sus sombras cuando llega la noche. Y lo hacen porque cada noche, los dos vuelven a reencontrarse en el lugar en el que probablemente vivieran los mejores momentos de sus cortas vidas. Pero esto no queda ahí. Cada Día de los Difuntos, los vecinos de la zona adornan el callejón de velas en memoria de aquella pareja de enamorados cuyo amor apasionado les costó la misma vida.

@ManoloDevesa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s